martes, 7 de febrero de 2017

MEDITACIÓN



"Meditar" proviene del latín meditari, que quiere decir "poner toda la atención en alto, rumiar, contemplar, discurrir con el pensamiento con el fin de comprender algo". Se apoya en otra palabra que es medeor, que significa "curar, salvar, aliviar".

Meditar, por lo tanto, será el acto de atender, enfocar, admirar, contemplar, abrirse al máximo, fijarse, concentrarse, interiorizarse....


El Mindfulness no es un fenómeno nuevo. El ser humano ha realizado actividades asimilables a la meditación desde el inicio de los tiempos.  ¿A qué se debe este a avance del fenómeno mindfulnes? Una de las razones es que vivimos en un mundo lleno de estrés e incertidumbre. No nos falta comida, tenemos asistencia sanitaria, viviendas bien guarnecidas, seguros de todo tipo... y sin embargo, nos sentimos inseguros y tememos tanto por nuestro futuro que acabamos poniéndonos literalmente enfermos.

La meditación nos tranquiliza, desarrolla nuestra capacidad de concentración y atención, nos ayuda a ver y comprender con claridad lo que sucede, mejora nuestras habilidades sociales y hace que seamos capaces de tratar a nuestros semejantes y a nosotros mismo de manera más humana y compasiva. 


Los niños pueden aprender a meditar, aunque las técnicas utilizadas sean ligeramente distintas a las de los adultos. Y no solo pueden aprender muy bien, sino que lo hacen mejor y más rápidamente que nosotros. No en vano la neuroplasticidad de un cerebro joven es mucho mayor que la de uno adulto. Y la meditación como sucede con todo entrenamiento, cuanto más temprano empieza a cultivarse, mejor se asimila. Además cuanto más pronto se introduzca en la vida, mayores repercusiones tendrá en el desarrollo de esta.


Practicar la meditación tiene numerosos beneficios entre ellos:

Beneficios físicos: combate el dolor, estimula el sistema inmunológico, regula la cantidad de azucar en casos de diabetes, reduce el comportamiento adictivo y autodestructivo, reduce la presión arterial y previene la depresión

Beneficios psicológicos: ayuda al niño a expresar su mundo interior, miedo , tristeza... reduce la ansiedad y pensamientos negativo agresividad, proporciona sensación de unidad, mejora la inteligencia emocional y la capacidad de gestionar las emociones

Desarrolla sus capacidades de aprendizaje: gana precisión, mejora en la memoria de trabajo, mejora la creatividad, aumenta la capacidad de concentración, acelera la velocidad de reacción, mayor densidad neuronal que capacita para pensar con mayor claridad, amplia sus capacidades y habilidades de conocimiento y rendimiento en diferentes disciplinas, como los idiomas, el deporte o la música.


Desde el primer día todo fue mejor de lo que pensaba. Los alumnos de Primero de Primaria que tienen un gran experiencia en meditación pues el año pasado la trabajamos diariamente, nos enseñaros (Aprendizaje y Servicio) a meditar.
Después de ese día la meditación es una rutina en nuestra clase que utilizamos sobre todo para calmarnos y tranquilizarnos, concentrarnos mejor y aprender a reaccionar menos impulsivamente. 


Es sorprendente lo bien que aceptan las propuestas que llevo al aula, lo bien que acogen todo lo que les propongo, la ilusión con la que hacen todo... pero lo mejor de todo es poder estar ahí con ellos en estos momentos tan bonitos de su vida. 

Recordar que ya os hablé de la meditación al principio de curso y que os recomendé dos libros: Tranquilos y atentos como una rana de Eline Snel Editorial Kairós y Meditación para niños. En paz me levanto, en paz me acuesto de Luis López González Ed. Plataforma Actual

Aquí os dejo unas fotos de una de las sesiones de meditación! Para comérselos creerme! Espero que os gusten casi tanto como a mí!

¿Para cuando una sesión de meditación de familias?




1 comentario:

  1. Me ha encantado, queeeeee caaaaaaras....Eso digo yo, para cuando una sesión de meditación para familias??? Seremos capaces de hacerlo tan bien como ellos????

    ResponderEliminar